viernes, 29 de febrero de 2008

Hardanger (cruz)


Esta cruz la tengo en gran estima porque la bordé en el momento más doloroso de mi vida , murió mi madre. Si ya alguna a pasado algo similar sabe que el mundo se caé a pedazos y se requiere de un tiempo largo para repararlo, la tristeza se va disipando pero el vacío en el alma no se llena nunca. La bordé para ponerla en el altar de los rezos de cada mes durante un año.


2 comentarios:

Sandra... dijo...

Ay otoño!! Una belleza este trabajo amiga! Lástima el momento por el que atravesabas ... pero sabes una cosa?
Según los terapeutas, la mejor manera de sobrellevar penas tan grandes, es volcarse a las manualidades...
Muy fina y delicada esta cruz!

Patricia dijo...

Hola otoño, como decirte que es un vacio tan dificil de llenar, el mio lleva ya 28 años, se fue mi padre, el que me mimaba, me esperaba, me consentia, pero el tiempo es el que sana estas heridas. Ahora estoy tratando de sanar el vacio que dejo mi esposo cuando decidio irse de mi lado despues de 25 años de estar juntos. Tengo la conviccion que Dios nos pone pruebas a los que somos capaces de soportar. Asi es la VIDA. Tu trabajo es bellisimo y sobretodo significativo. Te felicito me encanto tu blog y agradezco que hayas visitado el mio. Te mando besos muchos PATRICIA DE RIO GRANDE TIERRA DEL FUEGO